Abogado Aviles

Abogado Aviles

LA CABALGATA DE REYES Y SUS RIESGOS

Se acerca la cabalgata de Reyes, que es una celebración no exenta de riesgos, como os voy a demostrar a continuación.

Es un día en el que se unen diversos factores: aglomeraciones de personas, niños nerviosos, adultos más nerviosos aún, vehículos, animales, cohetes, fuego, lanzamiento de caramelos y, en algunos sitios, lanzamientos de regalos, todo ello forma un cóctel que a veces provoca accidentes desafortunados.

La sentencia de la Audiencia Provincial de Alicante de 2 de junio de 1.999 condena a la sociedad organizadora de las fiestas y a sus responsables por los daños causados al impactar en el ojo de una persona un objeto (se desconoce si un caramelo o un juguete, pues se lanzaban ambas cosas) lanzado desde un camión.

El Tribunal Superior de Justicia de Granada condenó a un ayuntamiento porque el concejal de cultura entregó un saco con bengalas a un menor de trece años, encargado de repartirlas entre los integrantes de la cabalgata, el material explotó y causó, además de daños materiales, daños personales de bastante importancia. La indemnización ascendió a 7.400.000 de las antiguas pesetas por la incapacidad sufrida por F.S.H, 4.740.000 pesetas por las lesiones a su hijo y 1.500.000 pesetas por los daños morales padecidos.

También el Tribunal Supremo el 3 de abril de 2.003 dictó sentencia con ocasión de la misma explosión, si bien en relación con otras personas.

Distinto es el asunto que se dilucida en la sentencia del Tribunal Superior de Andalucía de 21 de julio de 2.008 en el que se produjo un atropello a un menor de siete años durante una cabalgata celebrada en un pueblo de Granada. El niño contemplaba la cabalgata con sus padres cuando se escapó para alcanzar un caramelo y se introdujo en la trayectoria de la cabalgata, siendo arrollado por el remolque de una carroza. No existían vallas protectoras ni medidas de seguridad. Sin embargo, en este caso se modera la responsabilidad del Ayuntamiento exigiéndole sólo el 50 % de la responsabilidad, que ascendió a 29.524 € por diversas fracturas y traumatismo cráneo encefálico, porque se entiende que existe también culpa de los padres.

Otro “caramelazo” recibió una señora que, a consecuencia del mismo perdió casi la totalidad de la visión de un ojo, hecho por el que fue condenada la “Asociación de amigos de la Cabalgata de Reyes Magos de Alcalá de Guadaira” a abonar casi un millón de las antiguas pesetas, a pesar de que dicha asociación se defendía diciendo que antes de la cabalgata se daban instrucciones precisas respecto a la forma de hacer llegar los caramelos, que en modo alguno debían ser lanzados con violencia.

Por último ¡ojo con las manifestaciones públicas relativas a los participantes en las Cabalgatas! pues una curiosa sentencia de la Audiencia Provincial de Cádiz de 2 de febrero de 2.005 obliga a un diario de tirada nacional y al periodista que escribió la noticia a pagar 18.000 € a una persona por publicar en el periódico un artículo en el que indicaba que un Rey mago de la cabalgata de Reyes de un pueblo gaditano era “fulanito”, que era un narcotraficante. Le salió cara la frase, por considerar el tribunal que existía intromisión en el derecho al honor de dicha persona.

Lo dicho, cuidado con la cabalgata de Reyes y que la podáis disfrutar sin sobresaltos.





Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de Cookies en Política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola.