Abogado Aviles

Abogado Aviles

PARA QUE SIRVE UN FISCAL

¿Para qué sirve un fiscal?

Creo que el Ministerio fiscal es el gran desconocido de todos los que intervenimos en los procedimientos judiciales. Todo el mundo sabe cuál es el papel del abogado y cuál es el papel del juez pero mucha gente no tiene claro cuál es el papel del fiscal ni conoce muchas de sus funciones.

Por esa razón, para tantear el tema y antes de escribir este post he realizado una mini encuesta entre la gente que tengo alrededor y estas son algunas de las respuestas que me han dado a la pregunta ¿Qué hace un fiscal?: defiende la legalidad, es la voz que acusa ante un delito, el que opina en un juicio sobre cada una de las partes, el que protege al menor, la acusación pública, el que aporta las pruebas del delito en un juicio, son abogados del estado, defienden los intereses del Estado, defienden la ley frente a los malos, meten a los “malos” en la cárcel, acusan, ponen demandas, es el contrario al abogado defensor en un juicio contra un organismo público… como veis hay variedad de respuestas, algunas de ellas acertadas y otras no tanto, pero existe una gran variedad de funciones que realiza el Ministerio fiscal que mucha gente desconoce.

Por ese motivo, antes de entrar a un juicio siempre le suelo explicar al cliente con quién se va a encontrar en la sala y cuál es la función de cada uno: el juez, los abogados, los procuradores y el Ministerio fiscal.

El estatuto del Ministerio fiscal y el artículo 124 de la Constitución dicen que tiene por misión promover la legalidad de la justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público tutelado por la ley, de oficio o a petición de los interesados, así como velar por la independencia de los tribunales y procurar ante éstos la satisfacción del interés social.

La plaza de fiscal se obtiene por oposición y es la misma oposición que la de los jueces, por lo que una vez que aprueban pueden elegir ser fiscales o jueces. Una nota que los diferencia de los jueces es que los fiscales tienen dependencia jerárquica, mientras que los jueces son independientes.

Su trabajo en el ámbito penal es el más conocido, pues ejercitan acciones penales y civiles que derivan de delitos y delitos leves (es decir, acusan y piden indemnización de daños y perjuicios cuando hay delito).

Sin embargo, su faceta más desconocida es en el ámbito civil, puesto que defienden la legalidad y el interés público en los procesos relativos al estado civil de las personas y cuando afecten a menores, incapaces o personas desvalidas. Es decir, siempre que haya un menor de edad deben actuar en defensa del interés del menor (separaciones, divorcios, modificaciones de medidas pero también autorizaciones para ventas de bienes de menores, aceptación de herencia por parte de menores, etc) también en los casos en que se quiera modificar la capacidad a una persona (incapacitar) se puede poner en conocimiento del Ministerio fiscal para que lo inicien de oficio o bien se puede instar por sus familiares y el Ministerio fiscal intervendrá en el procedimiento. Posteriormente, cuando el tutor debe rendir cuentas todos los años de los gastos de la persona incapacitada también actúa el fiscal para comprobar que su gestión se está realizando correctamente. También actúan en los procedimientos de filiación, cuando una persona reclama la paternidad de otra y en los procedimientos sobre el derecho al honor.

En Asturias existe una fiscalía de la Comunidad con sede en Oviedo (que lleva Oviedo, Cangas de Narcea, Cangas de Onís, Grado, Lena, Llanes, Mieres, Oviedo, Piloña, Siero y Tineo), una fiscalía de área de Gijón (Gijón y Villaviciosa), la sección territorial de Avilés lleva el partido judicial de Avilés (Avilés, Corvera, Gozón, Castrillón e Illas), Castropol, Pravia y Valdés y la sección territorial de Langreo.

En Asturias, existen además de una fiscalía de menores, delegaciones especializadas en las siguientes materias: medio ambiente, violencia de género y doméstica, extranjería, seguridad vial, delitos informáticos, siniestralidad laboral, delitos económicos, delitos de drogas, víctimas y cooperación internacional.

En definitiva, como veis sus funciones son muy amplias, intervienen en muchos procedimientos y, como suele ocurrir en la justicia, el personal y los medios son escasos. En Avilés, en particular, son únicamente seis fiscales, por lo que os podéis imaginar que resulta imposible acudir a todas las vistas y muchas veces su intervención en juicio tiene que ser a través de videoconferencia.

¡Espero haber aclarado un poco esta figura que es la gran desconocida!





Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de Cookies en Política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola.