Abogado Aviles

Abogado Aviles

DECALOGO DE ACTUACION CON LOS NIÑOS ANTE UN DIVORCIO

El divorcio es probablemente uno de los momentos más difíciles para una pareja y, si ésta tiene hijos, la ansiedad es mayor y se cometen habitualmente muchos errores de los cuales probablemente tiempo después los integrantes de la pareja se arrepentirán.
Es conveniente dar una orientación a los padres ante esa situación y como profesionales que intervenimos en el asunto no deberíamos pasarlo por alto.
Las recomendaciones que suelo dar a mis clientes están tomadas de una sentencia de D. Angel Luis Campo Izquierdo, anteriormente Magistrado-Juez del Juzgado de primera instancia nº 8 de Gijón y actualmente Magistrado de la Audiencia provincial de Asturias (sección cuarta) y son las siguientes:

1.- Nunca desacredite a su excónyuge delante de sus hijos, ya que ellos se sienten “parte de su mamá” y “parte de su papá”, con lo que la crítica puede dañar su autoestima.
2.- No utilice a sus hijos como mensajeros entre usted y su excónyuge. Cuanto menos se sientan ellos parte de la pelea entre sus padres, mejor entenderán la situación.
3.- Tranquilice a sus hijos haciéndoles entender que ellos no tuvieron ninguna responsabilidad en la separación. Muchos de ellos asumen como propias las causas de la ruptura.
4.- Anime a sus hijos a que vean con frecuencia a su excónyuge. Haga todo lo posible por estimular las visitas.
5.- En cada paso de su divorcio o separación, recuérdese a sí mismo que sus propios intereses no son los de sus hijos, por lo que no debe incluirlos en ninguna negociación.
6.- Sus hijos pueden ser estimulados a actuar como su “corresponsal” en la casa de su excónyuge. Trate de no pedirles que le cuenten nada que no sea del interés de ellos. Deje a sus niños ser niños.
7.- Si usted siente que no puede asumir el trance de la separación con calma y responsabilidad, pida asesoramiento terapéutico urgente. Sus problemas pueden trasladarse a sus hijos, complicándoles aún más el poder enfrentar con éxito la situación.
8.- Cumpla con sus obligaciones económicas, “alimentos” de su hijo, en forma mensual y sin interrupciones. Sepa que de no hacerlo, el perjudicado será su hijo, que además de tener que enfrentar una situación familiar compleja, deberá soportar faltas materiales, lo cual puede tener un efecto permanente por el resto de su vida.
9.- Si usted es un padre/madre responsable, y no está recibiendo los “alimentos” por parte del que tiene obligación, no traslade su enojo a sus hijos. Esto alimenta en ellos el sentimiento de abandono y los pone en situaciones muy difíciles.
10.- Dentro de lo posible, no efectúe demasiados cambios en la vida de sus hijos. Si además de soportar la separación deben cambiar de residencia y de escuela, tardarán mucho más en superar el trauma del divorcio de sus padres.

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de Cookies en Política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola.